Tutoría-Bautis-Jesús

  Jesús nos va a hablar

El domingo pasado recordamos el Bautismo de Jesús. En la versión de Marcos y de Lucas, Juan Bautista no dice nada. En la de Mateo, entabla un breve diálogo con Jesús, porque no comprende que venga a bautizarse. El cuarto evangelio sigue un camino muy distinto: Jesús va al Jordán, pero no cuenta el bautismo; en cambio, introduce un breve discurso de Juan Bautista. Es el texto que se lee este domingo (Jn 1,29-34).

En aquel tiempo; al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó:
‒ Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo dije: «Tras de mí viene un hombre que está por delante de mí, porque existía antes que yo.» Yo no lo conocía, pero he salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel.
Y Juan dio testimonio diciendo:
‒ He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: «Aquél sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ése es el que ha de bautizar con Espíritu Santo.» Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.

  Imaginando la escena

La mejor forma de entender este texto es imaginar la escena, convertirse en uno o una más de los discípulos del Bautista. Personas que han hecho a veces un largo y molesto viaje para escucharlo y hacerse bautizar por él, que han renunciado a todo para convertirse en discípulos suyos. Para ellos, Juan es lo más grande. De repente, aparece Jesús, un desconocido, y lo que Juan dice los desconcierta por completo.
Al desconocido lo presenta, en primer lugar, como el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Fórmula extraña, que ninguno de los presentes entiende muy bien, pero que sugiere una estrecha relación con Dios y con el perdón de los pecados. Ellos han ido buscando un bautismo para el perdón de los pecados, y ahora encuentran a un personaje que los quita. Y no solo los pecados de Israel, como cabría esperar, sino los de todo el mundo.

  Haciendo la tutoría

A continuación tenemos frases para pensarla a la luz del Evangelio.

  No es lo que dices con tu boca lo que determina tu vida, es lo que te susurras a ti mismo lo que tiene más poder.

  En la escuela aprendemos que los errores son malos, y nos castigan por cometerlos. Aunque, si miras la forma en que están diseñados los humanos, aprendemos cometiendo errores. Aprendemos cayéndonos. Si nunca nos caemos, nunca andaremos.

  A veces ganas, a veces aprendes.

  A menudo, en el mundo real, no son los inteligentes los que salen adelante, sino los audaces.

  Pocas personas se dan cuenta de que la suerte se crea.

Sitios de Interés Internos.

Proceso de EFQM que ha sido llevado a cabo desde el presente curso lectivo. Formulario Postulaciones.

Funcionarios del Plantel

Comunícate con nosotros!

Email

Contactos

Puede visitarnos en

Riobamba, Chimborazo. Venezuela 2358 y Juan Larrea
Parroquia Velasco, 060112

Aquí estamos!
Contacto al Colegio

Phone: (593) 329-66170
Mobile: (593) 999-935-798

Email: info@lasalleriobamba.edu.ec
Horario de Atención

Lunes a Viernes: 6:45 AM -5:00 PM
Sábado y Domingo: Cerrado

Sunday: Closed :)