Huguito
Estimados jóvenes lasallistas de la XXI Promoción

Hoy es un gran momento, para ustedes y para mí, lo recordaremos siempre: Ustedes porque se abren a la vida, con las ilusiones, las metas y los ideales que bullen en sus mentes juveniles y yo porque las ilusiones, las metas y los ideales se han plasmado en realidades a través de un largo caminar de 43 años sirviendo a niños y jóvenes cuyos padres tuvieron y tienen fe en el carisma de La Salle, que se lo ha mantenido vivo y llameante fieles al encargo recibido por los superiores cuando se cerró la Comunidad de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en agosto de 1974.

 La llama fulgurante del Servicio, Fraternidad y Fe la hemos mantenido encendida con el concurso y entrega de una pléyade de profesores de los cuales unos gozan de la eternidad bienaventurada, otros por el camino que el destino los llevó y sobre todo por quienes hoy con profesionalismo cristiano, empapados del carisma lasallista, hacemos el servicio educativo en la Institución.

No siempre fue un camino de rosas, porque también hubo espinas, especialmente en los primeros años del encargo, pero gracias al apoyo total y abnegado de mi querida esposa, de mi familia y luego de mis hijos continuamos en el derrotero, sin volver los ojos atrás, sino viviendo de compromiso en compromiso, de acontecimiento en acontecimiento, fieles al testimonio que en su vida lo diera Juan Bautista de La Salle

La presente ceremonia de graduación de bachilleres es un acontecimiento muy significativo y emotivo.

Significativo porque vemos coronado el esfuerzo de tantos años y emotivo, porque dejan la vida escolar y tenemos que decirles, adiós.

Alguien me dijo que el futuro no existe; estoy de acuerdo en ello. Ustedes jóvenes bachilleres del 2017 lo saben muy bien; conocen a la perfección que el futuro se lo construye día a día, saben que el título que hoy ostentan de Bachilleres de la “República del Ecuador” fue primero un propósito, una tarea, una aspiración; los años de educación básica y los tres de bachillerato fueron pasos indispensables para conquistar la meta.

Cuando se alcanza una meta que algún día se vio muy lejana; la tentación de estancarse es muy grande. Pero es necesario que esta pausa dure poco. La vida sigue su curso. Los procesos de cambio continúan. El cambio es cada vez más acelerado.

Ser bachiller en este milenio, más que un logro, es un reto. Es un completo y absoluto desafío enfrentarse ante nuestra realidad social.

Por eso, la responsabilidad de ser bachiller va más allá de un diploma y de una serie de conocimientos adquiridos, es poseer la convicción de una formación integral, que diga más por nuestras actitudes y acciones que por los conocimientos mismos. Hoy pasan de la categoría de estudiantes de colegio a la categoría de ex alumnos. ¿Qué tipo de egresados deben ser? El tipo que requiere el país: seres auténticos, tolerantes, solidarios, puntuales; con sentido de responsabilidad. Ecuador necesita jóvenes que hagan del estudio su campo de trabajo, que lean hasta encontrar la verdad; que investiguen a sol y sombra: que sean críticos a tiempo completo.

Culminar una etapa colegial es virar la página de un calendario, luce fácil como si nada… sin embargo, cuántos recuerdos, cuántos esfuerzos, entusiasmo y dedicación, y por qué no, cuánta preocupación y exigencias quedan de por medio, tal vez unos fueron come libros o disipadores del tiempo, estudiosos y responsables o alegres calentadores de asientos, compañeros sinceros y leales o buscapleitos. Lo importante es que ahora son ya bachilleres y ustedes se conocen quienes son. Conocerse a uno mismo fue siempre la más grande ambición humana y el comienzo del camino hacia la excelencia, sólo ese conocimiento nos entrega las herramientas para planificar el proyecto de vida.

Esta mañana se sellan, con un abrazo largo y unas cuántas lágrimas, tantos días de juegos, cantos, exámenes, bromas, pleitos ingenuos, triunfos, derrotas, risas, llantos, gritos, regaños, ese beso robado a la compañera, el primer amor.

Jóvenes bachilleres: recuerden que cada uno de ustedes tienen una propia vida que desplegar, un vuelo que alzar, un proyecto que realizar, un edificio por construir… y deben de empezar ahora. No pueden dejar para mañana lo que tienen que hacer hoy, lo que solo ustedes deben empezar, pues nadie se los va a regalar. Esta es la verdadera aventura que inician. Aventura en la cual no pueden darse el lujo de estar de espectadores. ¡NO! Agoten al máximo las oportunidades que la vida les ofrece, no malgasten el tiempo ni fuerzas inadecuadamente; cada minuto que desperdician es un carrera atrás en su camino al éxito.

Para los padres, nuestro agradecimiento por la confianza demostrada con la institución; por habernos confiado su tesoro más preciado: sus hijos, continúen apoyándolos, sean esa mano amiga que tanto necesitan.

Llegó el momento de empacar los recuerdos que vivimos. No olviden: el éxito de ustedes será nuestro mayor logro.

El colegio los despide con alegría y con orgullo; la vida los espera “La vida les pone frente a ustedes otros caminos, otros senderos y esperamos que escojan ustedes el mejor.

Nos vamos juntos, porque para mi y para ustedes un ciclo ha terminado.

Me inicié cuando la comunidad religiosa se marchó. Me marcho cuando la comunidad religiosa regresa.

Hermanos, se ha cumplido el encargo, se ha cumplido la misión..Gracias Señor…ahora tu siervo puede irse en paz

Señoras y señores.

Sitios de Interés Internos.

Proceso de EFQM que ha sido llevado a cabo desde el presente curso lectivo. Formulario Postulaciones.

Funcionarios del Plantel

Comunícate con nosotros!

Email

Contactos

Puede visitarnos en

Riobamba, Chimborazo. Venezuela 2358 y Juan Larrea
Parroquia Velasco, 060112

Aquí estamos!
Contacto al Colegio

Phone: (593) 329-66170
Mobile: (593) 999-935-798

Email: info@lasalleriobamba.edu.ec
Horario de Atención

Lunes a Viernes: 6:45 AM -5:00 PM
Sábado y Domingo: Cerrado

Sunday: Closed :)